Cambiar de vida en 11 pasos

Desconozco si somos muchos los que alguna vez hemos pensado en cambiar de vida de una manera radical.

De lo que sí estoy seguro es que casi todos hemos pensado alguna vez en realizar algún cambio importante en nuestra vida porque sentimos que algo no está funcionando correctamente.

Sin embargo, la comodidad, los miedos, la inercia de la rutina y la falta de tiempo para poder pensarlo nos impiden llevar a cabo esos cambios.

En este post quiero explicar los pasos que seguí para cambiar mi vida. Mi cambio fue grande, pero estos pasos también se pueden aplicar a cualquier pequeño cambio que quieras realizar.

 1. Piénsalo

Alcanzar tus sueños

Puede parecer absurdo, pero realmente es el paso más importante de todos. Para llevar a cabo cualquier cambio en tu vida el primer paso es que te pase por la cabeza.

No es lo mismo tener un pensamiento fugaz que pensarlo frecuentemente. Cuando lo piensas frecuentemente es porque sientes que algo no está bien y seguramente lo necesitas más de lo que crees.

Yo tenía (y tengo) una vida feliz. Aún así no podía hacer nada para dejar de pensar en cambiar mi vida.

Ahora que ya llevo un tiempo bastante largo con este cambio, puedo decir que mis pensamientos no eran un “me gustaría hacerlo”, eran una necesidad.

 2. Analiza la temperatura a la que estás

Para poder entender este punto, es imprescindible que mires el siguiente vídeo. Es corto y vale mucho la pena.

¿Está tu agua demasiado caliente? Date cuenta antes de que sea demasiado tarde.

 3. Sal de tu zona de confort

Zona de confort

Cuando estás en tu zona de confort te sientes cómodo porque estás en un entorno que conoces, pero no aprendes.

El miedo y la comodidad nos impiden avanzar hacia la zona de aprendizaje. En este artículo podrás leer más sobre cómo salir de la zona de confort.

4. Ordena tus ideas

Ordenar tus ideas

PRIORIZA. Has pensado que necesitas un cambio. Te has dado cuenta que tu agua, cómo la de la rana, está empezando a hervir.

Quieres salir de tu zona de confort. En tus manos está ahora tomar un nuevo camino o no. Con todos los cambios se gana y se pierde algo.

Has de ser consciente que ningún cambio es todo color de rosa. Casi siempre, para obtener algunas cosas tenemos que renunciar a otras.

Prioriza lo que quieres en tu vida. Valora qué es imprescindible para ti y qué no lo es.

Seguramente te darás cuenta que para que los cambios que te pasan por la cabeza puedan llevarse a cabo, tendrás que renunciar a otras cosas de tu vida que te gustan.

Sea lo que sea lo que decidas, no dejes que sea la comodidad o los miedos que te impidan hacer lo que quieres. Qué sean los “por qué” y los “para qué” los que ganen.

 5. Toma acciones

Tomar acciones

Ya tienes claro los cambios que quieres hacer en tu vida. ¿Y ahora qué? Hazlos. No sirve de nada haber llegado a estas conclusiones si luego no actúas en consecuencia.

Puedes empezar con pequeñas acciones y cambiarlo gradualmente si ves que de golpe no podrás hacerlo.

Los pequeños cambios son más poderosos de lo que creemos.

6. Cambia los "tengo que hacer" por los "quiero hacer"

Cambiar de vida

¿Por qué haces las cosas que haces? ¿Por qué tienes que hacerlas o porque quieres hacerlas? ¿Quién te manda hacer lo que “tienes que hacer”?

Sé que cada persona tiene su realidad y algunas de estas preguntas pueden parecer perogrulladas obvias.

Puede que sí, pero intenta pensar las preguntas más allá de lo obvio, piensa que es tu vida y que solamente tienes una para vivirla como quieras.

 7. Transforma tus miedos

Transformar tus miedos

El miedo es un sentimiento inherente al ser humano, con lo que nunca podremos desprendernos de él, pero sí que lo podemos transformar.

La Tercera Ley de Newton dice que toda fuerza que se aplica sobre un cuerpo, le corresponde otra de igual intensidad pero de sentido contrario. 

Aprovecha los miedos que nos inculcan para vencer el mismo miedo. El sistema nos está quitando libertades, derechos ya conquistados, el tiempo de nuestra vida...

Nos roban el pan, nos dan las migajas y tenemos que agradecer que nos den esas migajas para sobrevivir.

No todo vale, basta ya. Transforma el miedo de quedarte sin migajas y haz que te de miedo que los seres humanos perdamos la libertad y la dignidad.

 8. Sé constante

Ser constante

¿Quién no ha escuchado alguna vez que la constancia es la clave del éxito? Creo que realmente es así.

Aunque no soy muy amigo de las frases fáciles, no se me ocurre nada mejor para describir este punto: La gota de agua perfora la roca no por su fuerza, si no por su constancia.

Para ser constante tienes que mantenerte firme en tu propósito, pero no inflexible.

9. Rodéate de personas positivas

Positividad

Cuando estés decidido a realizar un cambio importante en tu vida y lo comentes a tu entorno más cercano probablemente no tengas la aprobación de todos.

Es posible que algunos te digan que estás equivocado, que no va a salir bien, que porque cambiar, que vaya pájaros se te han metido en la cabeza…

Es mejor rodearte de personas positivas que te animen con el cambio.

También en este grupo incluyo a las personas que aunque puedan no entender el cambio que has elegido y piensan que puedes estar equivocado, te apoyan en todo momento en tu decisión y te ayuden con ello.

Personalmente siempre he procurado de rodearme de personas positivas. He sido mucho más consciente de ello con todo el apoyo y ánimos que he recibido por mi decisión de cambiar de vida.

¡¡¡MUCHAS GRACIAS A TOD@S!!!

 10. Sé consciente de que otras realidades son posibles

La sociedad nos dice que tenemos que estudiar y trabajar para producir. Ve a la escuela, ve a la universidad, vive en pareja, cómprate una casa, cómprate un coche, después ya serás feliz.

Tienes que sacrificarte y aceptar tu destino, soñar despierto es una pérdida de tiempo.

Uno de los principales motivos que me ha dado fuerzas para hacer mi cambio, ha sido tener la oportunidad de conocer muchas y diferentes personas que están viajando por el mundo sin tener nada y ver lo felices que son.

Puedes hacer autostop, alojarte en casas ajenas a través de couchsurfing, vender artesanía por el camino… El punto es encontrar la realidad que quieres y crearla.

No todas las realidades alternativas están relacionadas con viajar. Aquí podéis ver un vídeo que me gusta mucho sobre una escuela con métodos alternativos de educación que demuestra cómo otra realidad en la enseñanza y filosofía de vida también son posibles.

11. No pasa nada si "fracasas"

Fracasar no es el fin

No te desesperes si el cambio no sale como esperabas. El mayor fracaso que puedes tener es no haberlo intentado.

Si algo no sale bien, reinventa tu cambio y vuelve a la carga. ¡Puedes reinventarlo tantas veces como quieras!

¡¡¡TRANSFORMA LO IMPOSIBLE EN POSIBLE!!!

Ir arriba