Viaje sincronizado en Barcelona

Aniko y Lau echan de menos viajar juntas. Va a pasar mucho tiempo hasta que se vuelvan a encontrar en algún lugar.

En la guía de viajes experimentales de Lonely Planet ven un juego que pueden realizar:

¿Y si pudieran viajar juntas, pero separadas? Es decir, ¿Si hacen las mismas cosas en distintos lugares y después suben los resultados en sus respectivos blogs?

Viaje Sincronizado

Lo ponen en práctica y nace la idea de los Viajes sincronizados. Aniko hace su viaje sincronizado en Biarritz y lo sube a su blog.

Yo conocí los viajes sincronizados en el blog quetengasbuenviaje. Ellos también han subido su viaje sincronizado en Zaragoza.

Me gustó su post y pensé que Barcelona también se merecía su viaje sincronizado, así que aquí tenéis el resultado en el Casco Antiguo de Barcelona, mi zona favorita de la ciudad.

Objetivo: Hacer un camino sincronizado con tus amigos o con quién quiera apuntarse.

Elementos necesarios: Dos o más participantes, un cuaderno y una cámara.

Método: Los participantes deben recorrer una locación elegida por ellos usando una lista de diez pasos o instrucciones comunes.

Deben tomar notas y fotografías en cada etapa de la exploración. Si las indicaciones no coinciden con el lugar, improvisar.

Lugar elegido: Barcelona, Catalunya.

 Pasos o instrucciones comunes a seguir:

1) El punto de partida

Fossar de les Moreres

El fossar de les moreres es una plaza construida sobre una fosa común dónde hay una antorcha que siempre está encendida para conmemorar a los caídos durante el asedio a Barcelona en la Guerra de Sucesión española.

2) Camina en cualquier dirección 50 ó 100 pasos, después gira 180 grados

Rambla del Born

A 50 pasos del Fossar de les Moreres se encuentra justo la rambla del Born. Por las noches, sus locales se llenan de turistas conociendo la fiesta de Barcelona.

En este punto se produce la única improvisación de todo el camino, ya que las instrucciones dicen que giremos 180º.

Si damos media vuelta regresamos al punto de partida, así que decidimos girar 90º. Mejor hacia la izquierda:

Callejón del Born

3) Sigue caminando en esa dirección hasta que veas algo azul

Entre otras muchas cosas, Barcelona es una ciudad internacionalmente conocida por Gaudí. Precisamente una tienda turística con un letrero con su característico estilo fue lo primero azul que vimos.

Gaudí

4) Dobla a la izquierda y camina 50-70 pasos

El encanto del Born son sus callejones, todos diferentes y con un ambiente muy característico.

Bandera cubana

5) Camina en cualquier dirección hasta que veas algo que sea o parezca al número 7 u 11

Justo al acabar la calle apareció el número 11. Tenía que ser el 11 y tenía que ser mágico. ¿Quién dice que la magia no existe? Todo viaje tiene algo de mágico.

El rei de la màgia

6) Dobla la primera calle a la izquierda y sigue caminando hasta que encuentres un lugar donde sentarte

En la Plaça de l’Àngel había bancos para sentarse

Plaça de l'Àngel

Pero no eran los bancos lo que llamaba la atención del lugar…

Pastelería La Colmena
Pastelería

7) Elige cualquier dirección y camina 25 ó 50 pasos

A unos 50 pasos se encuentra la Plaça de Ramon Berenguer III. No pudimos entrar al castillo porque está en obras, una lástima.

Plaça Ramon Berenguer III

8) Sigue caminando hasta que veas una forma, color o textura rara. Gira 180 grados.

Las rarezas siempre dependen del ojo del que las mira. No sé si el calificativo sería raro, pero si nos pareció un lugar pintoresco la atmósfera que desprendía esta ventana amarilla en la Plaça de la Llana.

Ventana amarilla

9) Sigue caminando en cualquier dirección hasta que veas un arco o una característica arquitectónica inusual

Esta pequeña capilla está en medio de la calle. Nunca me había detenido a fijarme en ella. Ni sabía como se llamaba: La capella d'en Marcus.

Capella de'n Marcus

10) Vuelve a casa, pero en el camino sigue buscando algo que te llame la atención

La mejor parte del camino fue ésta. Descubrimos un sitio dónde nunca había estado en pleno centro de la ciudad. Es una plaza escondida cerca de la calle d'Allada Vermell. Entras por este callejón:

Callejón con arte

Y te encuentras con la plaza:

Descubrimiento en Barcelona

Con un pequeño huerto urbano:

Huerto urbao

Y con un lugar bastante alternativo para tomar algo:

Bar alternativo

A veces para ver nuevos lugares no hace falta viajar lejos. Si miráramos con más detenimiento los lugares por dónde pasamos, podríamos descubrir nuevos lugares con encanto en nuestra misma ciudad. ¿Te animas a hacer un viaje sincronizado y subirlo a tu blog?